Las fiestas decembrinas son una época especial y de celebración, pero pueden traer riesgos para nuestra salud debido a que, durante esos días, los hábitos saludables son sustituidos por costumbres menos convenientes: la ingesta de platillos y alimentos altos en calorías, grasas y azúcares, un aumento en el consumo del alcohol, y el abandono del ejercicio físico, por mencionar algunas.

En cuanto a la alimentación, también son muy frecuentes los dulces y los postres, así como los aperitivos antes de comer que incluyen frituras o cócteles. Los efectos de estos excesos en nuestra salud pueden ser notables:

  • Aumento rápido de peso y de grasa corporal y visceral.
  • Aumento de los niveles de colesterol, de azúcar en sangre y del ácido úrico.
  • Menor control de enfermedades relacionadas a la alimentación, resultando en subidas de la tensión arterial y glucosa en la sangre.
  • Problemas gastrointestinales.
  • Mayor retención de líquidos.

Al elegir alternativas vegetales a las cenas y antojitos tradicionales de la época estarás reduciendo el impacto negativo que este maratón de celebraciones puede traer consigo.

¿Cuáles padecimientos son comunes durante las fiestas decembrinas?

  • Gastroenteritis aguda: es una enfermedad contagiosa, que se propaga mediante el contacto directo con una persona infectada, al compartir con ella cubiertos, alimentos o bebidas, o a través de agua o alimentos contaminados por el virus. Produce síntomas como diarrea, vómitos, fiebre y dolor abdominal. 
  • Gripe y resfriados: la exposición al frío produce una disminución de la capacidad defensiva de las mucosas de las vías aéreas superiores, que se tornan más vulnerables. Además, las personas suelen reunirse en el mismo lugar, lo que puede favorecer el contagio entre ellas en el caso de que haya alguien infectado.
  • Estreñimiento: disminuye la ingesta de alimentos con fibra y el  consumo de agua natural.
  • Hemorroides: la excesiva ingesta de especias, grasas, picantes o alcohol que se produce en las festividades decembrinas provoca que, durante estos días, pueda aumentar la incidencia de este padecimiento.

¿Sabías qué…?

Durante las celebraciones de diciembre, el consumo de calorías puede alcanzar hasta  3,500 kcal por día, lo que durante todo diciembre puede dar un consumo excedente de entre 70,000 y 100,000 calorías, equivalentes a un aumento de 7 a 10 kilogramos más de peso.

Entonces, ¿cómo puedo cuidar de mi alimentación y salud en estas fechas?

  1. Haz lo posible por mantenerte en un rango de peso saludable, para tu edad y estatura. Esto se puede lograr llevando una alimentación saludable los días no festivos, y moderando el consumo de alimentos con más calorías en las celebraciones.
  2. Incluye abundantes frutas y verduras en tus platillos, de preferencia crudas, para que conserven todos sus nutrientes, y haya un mayor aporte de fibra, vitaminas y minerales.
  3. Evita  la presencia de grasas saturadas en tus preparaciones. Este tipo de grasas están  presentes en carnes, embutidos y productos de pastelería que contienen lácteos y huevo. En cambio, opta por grasas vegetales como el aceite de oliva, aguacate y nueces.
  4. Incluye carbohidratos complejos en forma de cereales integrales, ya que, además de energía, aportan fibra y mejoran el tránsito intestinal. Evita harinas refinadas, o consúmelas con moderación.
  5. No te saltes comidas. En muchas ocasiones preferimos no desayunar o comer con la finalidad de consumir una cena abundante. Esto sólo logrará tener una ingesta calórica elevada en una sola comida, que puede desencadenar un aumento de grasa corporal. 
  6. Opta por aperitivos saludables a base de verduras y frutas frescas, y evita aquellos que sean altos en azúcares, harinas refinadas y sal.
  7. Modera el consumo de bebidas alcohólicas. Toma agua como bebida principal en las distintas comidas y evita el alcohol de alta graduación, como los licores.
  8. Controla el consumo de dulces y postres. Puedes disfrutar de estos antojos en pequeñas cantidades.
  9. No dejes la actividad física de lado. Aprovecha estos días para realizar ejercicio, tu salud te lo agradecerá y también te será de ayuda para poder mantener un peso saludable.
  10. No te castigues con dietas restrictivas si es que has ganado peso. Consulta siempre con un profesional de la salud antes de iniciar cualquier plan de alimentación. Recuerda que siempre es mejor prevenir, manteniendo hábitos saludables durante todo el año, incluyendo en las épocas festivas.

¿No sabes qué cocinar para esas fechas? Descarga nuestros recetarios navideños 15 recetas para navidad y año nuevo y 10 recetas para las fiestas de fin de año!

El 17 de diciembre será el lanzamiento de nuestro nuevo recetario! si aun no te suscribes ¡hazlo ahora para que te llegue a tu correo!