Recetas fáciles, baratas y extremadamente deliciosas para ayudar a las vacas 🐮 ❤

Detengamos el ciclo de dolor y separación que tienen que vivir las vacas y sus becerros para que tu tengas lácteos en tu mesa, hay muchas opciones y hoy te traigo las 8 mejores para que las vacas dejen de ser máquinas de producción.

1.- Queso tipo mozzarella de cacahuate

Práctico, fácil y sobretodo muy económico. Este queso lo he usado sobre pizzas, sopes, tacos dorados, en sincronizadas, ¡he gratinado platillos! Se lleva con todo y su sabor único realza las comidas, por ahora se ha convertido en mi queso vegetal favorito.

Espero te guste tanto como a mi y otra cosa que te súper sorprenderá es que con sólo 1 taza de cacahuate sale un queso de 700 gr.

Ingredientes:

  • 1 taza de cacahuate natural sin cáscara
  • 1/3 de taza de aceite de oliva
  • 1/4 de taza de vinagre de manzana
  • 1/2 cda. de sal
  • 1/4 de taza de levadura nutricional
  • 5 cdas. de maicena
  • Agua
  • 1 cda. de margarina (opcional)

Preparación:

Remoja los cacahuates al menos 4 horas en 2 tazas de agua, pasando este tiempo escurre y en la licuadora agrega el cacahuate remojado, 1 1/2 taza de agua, el aceite, la sal, la levadura nutricional, el vinagre y licúa por 1 minuto.

En una cacerola derrite la margarina y vierte la mezcla, a fuego medio mueve constantemente con una pala de madera hasta que hierva.

Diluye la maicena en 1/4 de taza de agua, vierte lentamente sobre la mezcla sin dejar de mover, sentirás como va espesando y cada vez mueve más rápido.

Pasará como un minuto cuando ya tengas la consistencia de queso fundido, prepara un. molde hermético y vierte la mezcla, deja enfriar a temperatura ambiente, tapa y refrigera al menos 24 horas antes de comer.

Podrás desmoldarlo con facilidad, incluso rallarlo, si bien no es un queso muy firme te permite usarlo como usarías un queso mozzarella convencional.

2.- Queso tipo amarillo para nachos

No volverás a extrañar los nachos del cine, con este queso .

Ingredientes:

  • 250 grs. de totopos
  • 1 1/2 tazas de copos de papa deshidratados (los que venden para hacer puré instantáneo)
  • 1 zanahoria mediana rallada
  • 2 – 3 tazas de agua
  • 1/4 de taza de aceite de oliva
  • 1 cdita. de consomé vegetal en polvo
  • 1 cdita. de cebolla en polvo
  • 1 cdita. de ajo en polvo
  • 1 cdita. de sal
  • 1 cda. de levadura nutricional (opcional)
  • El jugo de 1 limón grande
  • 2 cdas. de margarina (opcional)

Preparación:

Calienta el agua y agrega la sal, cuando hierva agrega la zanahoria rallada y deja ablandar al menos 5 minutos, apaga, deja enfriar y vacía todo a la licuadora, agrega los copos de papa, el aceite, el ajo en polvo, la cebolla en polvo, el consomé vegetal, la levadura nutricional y licúa hasta que quede una consistencia tersa, sin apagar la licuadora vierte lentamente el jugo del limón y apaga.

En una cacerola calienta la margarina hasta que derrita, vierte la mezcla de la licuadora y agrega un poco de agua al vaso para revolver y no dejar residuos y vacía este liquido a la cacerola con el resto de la mezcla, revuelve muy bien. En este punto podrás agregar más agua o dejar en el fuego a que espese un poco hasta obtener la textura y espesor que más te guste en el queso para nachos.

3.- Queso tipo parmesano de semillas

¡Una manera deliciosa de agregar nutrientes a nuestros platillos favoritos!

Ingredientes:

  • 1/4 de taza de ajonjolí
  • 1/4 de taza de linaza
  • 1/4 de taza de pepita de calabaza
  • 1/4 de taza de semillas de girasol
  • 3 cdas. de levadura nutricional
  • 1 cdita. de cúrcuma (opcional)
  • 1 cdita. de sal de mar

Preparación:

En un satén antiadherente tuesta las semillas (girasol, linaza, ajonjolí y pepitas) a fuego bajo sin dejar de mover para evitar que se quemen. En un procesador o licuadora muele todo de manera intermitente hasta obtener un polvo, ten cuidado de no pasarte porque si no se hará una pasta. Debe quedar un polvo parecido al queso parmesano, pon la mezcla en un frasco de vidrio y mientras esté en refrigeración te puede durar hasta dos semanas.

4.- Requesón de semillas

El sustituto perfecto para el queso untable que además es delicioso y muy económico. Recuerda que las semillas de girasol aportan grasas totalmente libres de colesterol, proteínas y Vitamina E.

Ingredientes:

  • 1 taza de semillas de girasol
  • 4 cdas. de aceite
  • 1 diente de ajo
  • 1 cda. de jugo de limón o vinagre de manzana
  • 2 cdas. de agua
  • Sal al gusto
  • Agua

Preparación:

Remoja las semillas en 2 tazas de agua por 8 horas (si no tienes este tiempo, remójalas en agua caliente al menos media hora), escúrrelas y licúalas con el ajo, el aceite el agua y la sal, el limón o vinagre. Licúa al menos 1 minuto, hasta obtener una consistencia espesa.

Si deseas un sabor más fuerte, remoja las semillas por máximo dos días.

5.- Queso para gratinar

Delicioso queso hecho a base de papa, súper barato y muy fácil de preparar, con él podrás gratinar tus vegetales y ¡lograr platillos increíbles!

Ingredientes:

  • 1 taza de papa deshidratada (la que se usa para preparar puré de papa instantáneo)
  • 2 1/2 tazas de agua
  • 1 cda. de cebolla en polvo
  • 1 cda. de ajo en polvo
  • 2-3 cdas de levadura nutricional (depende que tanto sabor a queso quieras)
  • 2 cdas. de maicena
  • Sal al gusto

Preparación:

En la licuadora agrega 2 tazas de agua, la papa en hojuelas, la cebolla en polvo, el ajo en polvo, la levadura nutricional y la sal al gusto.

Licúa muy bien hasta obtener una mezcla tersa, lleva esa mezcla al fuego bajo en una cacerola pequeña, diluye la maicena en el agua restante y cuando se caliente la mezcla agrega la maicena sin dejar de mover, usa una cuchara de madera y revuelve hasta que espese, al menos 5 minutos al fuego.

Prueba, ajusta de sal y está listo el queso para gratinar lo que quieras.

¡Yo lo he vertido en unas calabacitas asadas y queda simplemente delicioso!

6.- Queso tipo cheddar de camote

Este queso luce mucho, su color es perfecto y con la consistencia que tiene podrás crear platillos increíbles. A mí me encanta rebanarlo y colocarlo en sandwiches.

Ingredientes:

  • 1 taza de camote amarillo cocido sin cáscara
  • 1/3 de taza de aceite de oliva
  • 1/4 de taza de vinagre de manzana
  • 1/2 cda. de sal
  • 1/4 de taza de levadura nutricional
  • 5 cdas. de maicena
  • 1/3 de taza de agua
  • 1 cda. de margarina (opcional)

Preparación:

Agrega a la licuadora el camote, el agua, el aceite, la sal, la levadura nutricional, el vinagre y licúa por 1 minuto.

En una cacerola derrite la margarina y vierte la mezcla, a fuego medio mueve constantemente con una pala de madera hasta que hierva.

Diluye la maicena en 1/4 de taza de agua, vierte lentamente sobre la mezcla sin dejar de mover, sentirás como va espesando y cada vez mueve más rápido.

Pasará como un minuto cuando ya tengas la consistencia de queso fundido, prepara un molde hermético y vierte la mezcla, deja enfriar a temperatura ambiente, tapa y refrigera al menos 24 horas antes de comer.

Podrás desmoldarlo con facilidad, incluso rallarlo, si bien no es un queso muy firme te permite usarlo en rebanadas para sandwiches, y básicamente como usarías cualquier queso.

7.- Queso tipo mozarella de garbanzo

Este queso es perfecto para untar o para unas quesadillas, si bien no es muy firme funciona muy bien para rellenar chiles, para gratinar enchiladas o chilaquiles. Es delicioso, fácil de preparar y muy nutritivo.

Ingredientes:

  • 2 tazas de garbanzos recién cocidos
  • 1 1/2 taza de agua
  • 2 cdas. de levadura nutricional
  • 1 cdita. de ajo en polvo
  • 1 cdita. de cebolla en polvo
  • el jugo de un limón chico
  • 3 cdas. de fécula de tapioca o maicena
  • 4 cdas. de aceite de oliva
  • Sal al gusto

Preparación:

En una licuadora o procesador licua el garbanzo y el agua, poco a poco hasta que quede un puré, con la licuadora encendida en modo puré o velocidad media ve agregando la levadura, la cebolla en polvo, el ajo en polvo y la fécula de tapioca o maicena. Lentamente agrega el jugo del limón y por último el aceite, trata de agregar el aceite muy lentamente.

Vierte la mezcla en una cacerola pequeña y lleva al fuego medio bajo.

Mueve con una pala de madera hasta que comience a espesar y a formarse una consistencia elástica, en este punto puedes agregar la sal. No dejes de mover hasta que quede tan espeso que te cueste trabajo mover.

Vierte esta mezcla en un refractario de la forma que le quieras dar al desmontarlo. Refrigera y puedes comerlo en 1 hora. Si deseas un sabor más concentrado déjalo por 3 días en refrigeración en el refractario con tapa hermética.

8.- Queso de mesa para antojitos mexicanos

En México todos los antojitos tienen queso espolvoreado, prepara esta deliciosa alternativa sin ingredientes de origen animal, sin complicaciones.

Ingredientes:

  • 250 gr de tofu extra firme
  • 1 cda. de ajo en polvo
  • 1 cdita. de sal
  • 2 cdas. de levadura nutricional
  • El jugo de 1 limón

Preparación:

Con un tenedor desmenuza el tofu sin batirlo, logrando grumos lo más parecidos al queso de mesa, agrega el ajo y la levadura, el limón, la sal y mezcla bien. Refríjéralo por 2 horas antes de usarlo.

¿Qué es la levadura nutricional?

…¿Dónde la consigo y por qué está en las recetas de todos los quesos?

La levadura nutricional es una forma inactiva de levadura que se utiliza, principalmente, como alimento enriquecedor. Tiene un color dorado, se encuentra en forma de copos y su sabor y textura recuerdan al queso. Por ello es tan popular en la cocina vegana.

Ahora bien ¿Dónde la encuentro? Es seguro encontrarla en tiendas especiales de comida vegana o vegetariana, pero debido a su popularidad ya la encuentras en tiendas de productos a granel (granos y semillas) e incluso en algunos supermercados.

Si no la encuentras en tu ciudad puedes hacer las recetas omitiendo este ingrediente y quedarán igualmente deliciosas.

¡Comparte estas recetas y comienza hoy a salvar a las vacas y a sus hijos!

Te puede interesar: Crema de semillas para antojitos