Ser vegano en un mundo en el que aún el consumo de carne está arraigado tiene sus retos y más si eres hombre. Especialmente en México, donde comer carne está ligado a estereotipos en torno a la masculinidad, esto puede ser todo un desafío y por eso las anécdotas de hombres que llevan una alimentación basada en plantas resultan tan interesantes.

Esta es la tercera parte de una serie de entrevistas que hemos recopilado gracias a fantásticos compañeros que nos inspiran con sus experiencias. ¡Espero que no te hayas perdido la primera y la segunda parte 😉 !

“Que no se te cierre el mundo si no hay carne para cocinar. Antes solo comías carne con algo y ahora ese algo es bastante amplio”.

– David, 35 años, originario de Guadalajara. 

¿Nos cuentas sobre ti, David?

Mi familia está conformada por mamá, papá, una hermana y tres hermanos. Yo soy el segundo de los hermanos. Y soy el único vegano en toda mi familia. Me gustan mucho las actividades al aire libre, como salir a correr, pasear con mis perritas. También me gusta mucho viajar y una de mis pasiones es la música. 

Creo que mi primer acercamiento a los animales fue de niño, recuerdo que tuvimos muchos animales como “mascotas” en casa, desde borregos, gallinas, patos, hasta tortugas y siempre sentí feo cuando llegaba el momento donde sabía que iban a matarlos para comerlos, aunque me explicaran que era el proceso natural, siempre me quede con la sensación que algo estaba mal. 

Reconozco en mí siempre tratar de ser una persona que le aporte a la sociedad y eso hace que te cuestiones muchas cosas, en primera instancia me cuestionaba mucho mi propio impacto, mi existencia y sus estragos en el medio ambiente, comencé a donar y a involucrarme con organizaciones medioambientales, pero ahí nunca me mencionaron el impacto que tenía mi comida.

¿Cómo supiste por primera vez sobre el impacto que la carne tiene en los animales, el planeta y nuestra salud?

Fue un domingo en la vía recreactiva de la ciudad de Guadalajara, yo iba en mi longboard y me topé con un puesto de tacos “veganos” en ese entonces no tenía ni la más mínima idea de lo que era vegano, y como mi curiosidad es natural, paré a probarlos. La lona decía “Sabor Vegano” y eran tacos de guisados mexicanos sin carne. 

Probé tacos super bien servidos, baratos, muy ricos entre los que había uno de chicharrón de avena, asada de soya y barbacoa. Estaban tan ricos que no extrañé la carne y ahí creo que se me rompió el prejuicio, me di cuenta que comer sin carne no era comer solo lechuga.

Después descubrí ser vegano no solo era dejar de comer carne, si no rechazar todas las formas de explotación hacia los animales, entendí que era un movimiento social y político.

En el  2016 conocí a Katya en “Sabor Vegano”. Kat fue la primera persona que me habló a fondo sobre el veganismo y su fundamento, conocí que la mejor manera de ayudar a los animales., o la más efectiva, era dejar definitivamente de comerlos porque nunca fui un aficionado de los espectáculos que involucran animales como los circos, los zoos o las corridas de toros.

 “Es una lucha constante pero mi familia se esmera, hemos tenido festividades con alimentos 100% veganos en la mesa. ¡Mis cumpleaños me los celebran con comida y pasteles veganos!”.

– David.

¿Qué retos y dificultades encontraste en el camino?

Al principio me costaba mucho dar razón sobre mi veganismo, sobretodo a mis familiares, cuestiones sobre la falta de proteína, respecto a los que como en general, pero ahora es la cosa más normal del mundo porque hablo desde mi experiencia a lo largo de estos 5 años no solo sé lo que debo comer si no cada día aprendo más sobre ello.

Creo que mi principal reto, fue y sigue siendo en parte que mi familia aceptara mi veganismo y que entendiera el porqué de mi decisión. En especial con mi madre quien fue la que se encargó de mi alimentación en mi proceso de desarrollo y ahora se que hablar de comida es cosa seria con las madres.

En México las madres dan amor, cariño y cuidado a través de lo que le dan de comer a su familia, ahora me es muy difícil explicarle a mi mamá que no estoy rechazando su cariño, que solo son las formas en las que ciertas cosas que prepara ya no estamos de acuerdo. Al principio me lo tomó muy a mal y poco a poco las cosas fueron cambiando, creo que lo que ayudó mucho fue que entendiera la importancia de mi decisión. Es una lucha constante pero mi familia se esmera, hemos tenido festividades con alimentos 100% veganos en la mesa. ¡Mis cumpleaños me los celebran con comida y pasteles veganos!

¿Cuál fue tu primera receta vegana?

Creo que mi primera receta vegana fue algo muy simple, seguramente fue una pasta. Pero lo que realmente me asombró fue darme cuenta que muchos platillos típicos mexicanos son muy fáciles de veganizar; si no es que ya son veganos, y lo mejor de todo es que sin sacrificar su sabor. 

La familia de mi mamá es originaria de Michoacán y descubrir que varias cosas que están dentro de la tradición familiar como las chapatas eran originalmente sin nada de origen animal fue muy grato y así fui descubriendo muchas cosas que me gustaban antes de ser vegano y me agradó que no llevaran carne. 

Cuando viajo me encanta que todo México está lleno de alternativas vegetales en la calle, me gustan las guasanas, los esquites o vasos de elote, los platos de verduras preparadas con chile y limón, la fruta preparada. Soy muy afortunado de vivir en un país que lo tiene todo .

¿Cómo es ahora para ti ser vegano?

Actualmente llevo 5 años siendo vegano y vivo sólo con mis 2 perritas (Poly y Marion). El hecho de que viva solo hace que mi veganismo no se vea limitado, al contrario, lo puedo vivir en su máxima expresión, a pesar de que la mayor parte de mis círculos donde me desenvuelvo no son veganos. 

Ahora cuando me encuentro acorralado, o siento ciertas ganas de que la gente me quiere cuestionar o poner en evidencia y preguntan “¿Por qué eres vegano?” Mi respuesta es más bien ¿por qué tú no lo eres? habiendo tantas razones para serlo… 

David, ¡danos una de tus recetas!

Molletes

Esta receta me encanta porque es rápida, rica y muy nutritiva. Si tienes un estilo de vida ajetreado, esta es tu receta para desayunar 😉 

A veces tengo nopales y me gusta ponerle

Ingredientes:

  • 1/2 cebolla chica picada finamente
  • 1 jitomate grande picado
  • 1 chile serrano picado
  • 3 cdas de cilantro picado
  • 1 aguacate cortado en cubos
  • 1 bolillo partido a la mitad
  • 1 taza de frjjoles refritos
  • 1 taza de queso vegano rallado
  • Sal y limón al gusto

Preparación:

Prepara la salsa mexicana con la cebolla, jitomate, chile serrano y cilantro, el aguacate, agrega sal y limón al gusto (no olvides lavar bien las verduras).

Calienta los frijoles refritos. Pon en la plancha o al comal (lo que tengas) las mitades de bolillo para tostar poquito. 

Unta frijoles sobre las mitades de bolillo, después pon queso y deja gratinar. Agrega salsa mexicana.

¡A comer!

¿Qué cosas increíbles han resultado para ti al ser vegano?

A pesar de que me hice vegano por los animales estoy conciente de todos los problemas que involucra la ganadería y el costo que tiene para el planeta que haya animales en nuestros platos, eso me da la seguridad de poder contestar a las preguntas que cada vez son menos frecuentes ya que mis círculos han aprendido a respetar e incluso he podido inspirar a otros a ver estas problemáticas y cuestionarlas. 

En la empresa en la que trabajo estamos inscritos al pacto mundial, incentivados por mi se ha implementado el día sin carne ya que es una de las acciones más efectivas para mitigar el calentamiento global. 

Reconozco que como vegano no soy muy activista que digamos pero sí sé que mi principal acto fue dejar de comerlos, entendí que aunque no usara pieles en mi zapatos o productos testados en animales el mayor impacto estaba en mi comida ya que como 3 veces al día, es la explotación que hacemos con más frecuencia. 

Resultó bastante conveniente comenzar con la comida porque lo demás se dió paulatino y natural, creo no pasó más de 1 año en lo que adopté una dieta 100% a base de plantas y en el inter me permití conocer y disfrutar de todo lo nuevo. 

¿Qué papel crees que juegan los hombres en el veganismo?

Al seguir siendo una sociedad patriarcal o machista, tenemos muchos privilegios como hombres, esos siempre hay que aprovecharlos a nuestro favor y para hacer el bien. 

Podemos ser factores influenciadores de cambio, en nuestra familia, en nuestros trabajos, con nuestros amigos hombres, esto con la finalidad de normalizar la deconstrucción de nosotros mismos sobre temas sensibles, y al meternos más en la cocina estamos rompiendo patrones sexistas.

Es considerado más sexy un hombre que cocina y que lava sus trastes 😉

¡Comparte esta información!

Te puede interesar: Hombres veganos en México la historia de César y Neo