Milanesa de Seitán y Avena

Esta milanesa es deliciosa y fácil de preparar. Es una excelente alternativa a la carne de pollo y puedes comerla en diferentes platillos tradicionales como las tortas de milanesa.

¡Anímate a prepararlas!

Tiempo de preparación: 1 hora

Ingredientes

(4 milanesas grandes)

Para las milanesas

  • 1 taza de harina de gluten
  • 1 taza de harina de avena
  • 1 taza de agua fría
  • 1 cda. de salsa de soya
  • 1 cdita. de comino en polvo
  • 1/2 cda. de sal
  • 1 /2 cda. de consomé vegetal en polvo
  • Agua

Para el empanizado

  • 1 taza de pan polido
  • 3 cdas. de linaza molida
  • 1/4 de taza de agua
  • 1 cdita. de sal
  • Aceite

Preparación

En un recipiente mezcla las dos harinas y reserva. Diluye el resto de los ingredientes en la taza de agua.

Vierte el agua condimentada sobre las harinas y rápidamente comienza a amasar. quedará una masa chiclosa y elástica.

Divídela en 4 partes y sobre una superficie plana con un poco de harina de avena aplana con ayuda de un rodillo, costará un poco de trabajo porque la masa se pondrá rígida, pero logra estirarla hasta que tenga 1 cm de grosor y ya no se encoja. Se escuchará cómo va tronando un poco cuando las aplanas.

Si la masa se pega mucho en la superficie y en el rodillo usa de intermedio una bolsa de plástico, esto facilita mucho el aplanado. Cuando las milanesas estén estiradas para evitar que encojan enróllalas como taco y déjalas reposando.

Calienta 3 litros de agua en una olla mediana, cuando hierva coloca los rollos de milanesa, no importa mucho el acomodado, solo asegúrate que la olla tenga el tamaño suficiente para que las deje crecer ya que duplicarán su tamaño.

Cocínalas a fuego medio durante 30 minutos, cuando pase ente tiempo, escúrrelas y expándelas sobre una superficie plana, deja que enfríen un poco.

Para el empanizado: 

Diluye la linaza en el agua con la sal y deja reposar 10 minutos, pon el pan molido sobre un plato grande.

Si las milanesas están muy grandes puedes partirlas como más prefieras o incluso hacer fajitas, eso ya es a tu gusto.

Pasa las milanesas por la mezcla de linaza, quita el exceso y pasa al pan, cubriendo toda la superficie. Ve colocándolas en un plato y repite el proceso con todas.

Terminando este proceso ponlas en el congelador  al menos 15 minutos esto evitará que el pan se desprenda a la hora de freír y al estar frías y caer en el aceite caliente se sellarán y absorberán menos grasa.

En un sartén amplio calienta 1/4 de taza de aceite.

Y fríe tus milanesas hasta que doren por cada lado.

Sirve a tu gusto. Yo me he preparado una torta de milanesa.

 

 

 

¡Comparte esta receta!

Te puede interesar: Fajitas de Milanesa